Trabajar por cuenta propia y no morir en el intento

Trabajar por cuenta propia y no morir en el intento

Cuando empecé a trabajar como traductora autónoma, uno de mis mayores temores era el hecho de no llegar a cobrar por mi trabajo. Por suerte, en el 90 % de los casos, he trabajado con clientes —particulares y agencias— que pagan puntualmente. A pesar de tener un elevado porcentaje de clientes estupendos, siempre estará ahí ese 10 % recordándome lo desgraciados […]

Seguir leyendo »

¡Sígueme en Facebook!